Cortes

Ver información del área

Cortes

Cortes

Por ser uno de los más antiguos de la capital, el madrileño barrio de Cortes, situado a tan solo diez minutos a pie de la Puerta del Sol, evoca al Madrid más castizo a través de sus transitadas y entrañables calles. Quizá una de las zonas más populares sea el conocido Barrio de las Letras, que recibe su nombre porque antiguamente se concentraban en él los escritores, actores y artistas de la ciudad, y todavía hoy muchos de ellos siguen escogiendo este pequeño recoveco dentro de la gran ciudad para establecer su lugar de residencia. Tal y como cabría esperar de una zona que acogió en su momento a los grandes autores del Siglo de Oro español, Cortes esconde muchos tesoros culturales. El corazón de este barrio es, sin duda, la calle Huertas, que baja desde la popular plaza de Santa Ana hasta el Museo Nacional del Prado, una de las pinacotecas más importantes del mundo. En la calle Cervantes se puede visitar la Casa Lope de Vega, donde residió sus últimos 25 años de vida el autor más prolífico que ha conocido España, Félix Lope de Vega. También en la calle Prado, se encuentra el Ateneo de Madrid, institución cultural creada en 1895 cuyo amplio calendario de actividades merece la pena consultar para aprovechar alguno de sus eventos.

Durante el día, el barrio de Cortes es tranquilo y tradicional: toda la zona está cerrada al tráfico y muchos de los establecimientos mantienen la costumbre de cerrar después de comer. Por la noche, sin embargo, el barrio parece transformarse para ofrecer a los que desean acercarse a él una buena sesión de música, comida y bebida, especialmente alrededor de Santa Ana. Allí se aglutinan varios locales en los que se puede escuchar jazz en directo, como el Café Central art decó, que cada noche acoge espectáculos de jazz internacional, además de numerosos sitios en los que se pueden saborear tapas tradicionales y excelentes vinos. Para los que buscan algo más sofisticado se hace imprescindible disfrutar de una velada en una de las terrazas de los hoteles más lujosos de Madrid como son el Palace, el ME y el Urban.

Por sus teatros privados, sus galerías de arte, su arquitectura incomparable y sus cafés tradicionales, el barrio de Cortes se convierte en una visita obligada para todo aquel que desee conocer el Madrid más histórico y tradicional.